Skip to main content
¿Qué es el doxing y cómo podemos evitarlo?

El «doxing» es una práctica en línea que implica la recopilación y publicación de información personal sobre una persona, sin su consentimiento, con el fin de exponerla o causarle daño. Esta información puede incluir detalles como nombres, direcciones, números de teléfono, direcciones de correo electrónico, historial laboral, datos familiares, información financiera, entre otros.

El término «doxing» proviene de «document tracing» (rastreo de documentos), y a menudo se utiliza de manera peyorativa o para fines maliciosos, como el acoso, la intimidación o la suplantación de identidad. Puede llevarse a cabo mediante la búsqueda en línea de información pública, la violación de la privacidad mediante el acceso no autorizado a sistemas informáticos, o incluso a través de la ingeniería social, donde se persuade a personas o empresas para que divulguen información confidencial.

El doxing es considerado una violación de la privacidad y puede tener consecuencias legales, dependiendo de la jurisdicción y las circunstancias específicas. Además, puede causar daños emocionales, financieros y profesionales a las personas afectadas. Por lo tanto, es importante proteger cuidadosamente la información personal y estar consciente de cómo se comparte en línea para evitar convertirse en víctima de esta práctica.

¿Qué quiere decir doxing?

El término «doxing» proviene de la palabra «document tracing» (rastreo de documentos), que se refiere al proceso de recopilar información personal o confidencial sobre alguien. A lo largo del tiempo, esta expresión se contrajo y se convirtió en «doxing».

El origen exacto del término no está completamente claro, pero se cree que se popularizó en los foros en línea y comunidades de Internet a principios de la década de 1990. Inicialmente, el término se usaba para describir la práctica de investigadores de seguridad y hackers éticos que intentaban rastrear la información pública para identificar a personas involucradas en actividades cuestionables en línea, como el ciberacoso o la piratería informática.

Sin embargo, con el tiempo, el término «doxing» se ha asociado más con actividades maliciosas o ilegales en línea, donde individuos revelan información personal de otras personas sin su consentimiento con la intención de intimidar, acosar o dañar su reputación.

En resumen, el término «doxing» se utiliza para describir la acción de divulgar información personal de alguien sin su permiso, y se deriva del término «document tracing» que describe el proceso de recopilación de dicha información.

¿Cómo podemos evitarlo?

Evitar el doxing implica tomar medidas para proteger tu privacidad en línea y reducir la cantidad de información personal disponible públicamente. Aquí hay algunas medidas que puedes tomar para protegerte:

  1. Controla tu información en línea: Revisa tus perfiles en redes sociales y otros sitios web para asegurarte de que solo compartes información que estés dispuesto a hacer pública. Limita la cantidad de información personal que compartes en línea.
  2. Configura la privacidad de tus cuentas: Aprovecha las configuraciones de privacidad ofrecidas por las plataformas en línea. Configura tus cuentas de redes sociales y otros servicios para que solo amigos o contactos de confianza puedan ver tu información personal.
  3. Utiliza nombres de usuario seguros: Evita utilizar tu nombre real como nombre de usuario en línea, especialmente en foros o sitios web donde podrías compartir información sensible. Usa nombres de usuario únicos y difíciles de rastrear.
  4. Utiliza contraseñas seguras: Asegúrate de utilizar contraseñas seguras y únicas para tus cuentas en línea. No utilices la misma contraseña en múltiples sitios web y considera el uso de un administrador de contraseñas para gestionar tus credenciales de forma segura.
  5. Ten cuidado con los correos electrónicos y mensajes sospechosos: No hagas clic en enlaces o descargues archivos adjuntos de correos electrónicos o mensajes de personas desconocidas. Podrían ser intentos de phishing para obtener información personal.
  6. Monitoriza tu presencia en línea: Realiza búsquedas periódicas de tu nombre en línea para ver qué información está disponible públicamente sobre ti. Si encuentras información sensible o no deseada, toma medidas para eliminarla o solicita su eliminación a los administradores del sitio.
  7. Protege tu dirección IP: Utiliza herramientas como redes privadas virtuales (VPN) para enmascarar tu dirección IP y proteger tu actividad en línea.
  8. Sé consciente de la ingeniería social: Ten cuidado con las solicitudes de información personal que puedan provenir de personas desconocidas o situaciones sospechosas. No reveles información personal a menos que estés seguro de la legitimidad de la solicitud.

Al tomar estas precauciones y ser consciente de cómo compartes tu información en línea, puedes reducir significativamente el riesgo de ser víctima de doxing. Sin embargo, es importante recordar que no hay garantía completa de protección y siempre debes estar atento a posibles amenazas en línea.

Leave a Reply