Ejemplos de tipos de malvertising y cómo funcionan

¿Qué es el malvertising?, ¿cómo funciona?, ¿cómo nos afecta? y ¿cómo podemos protegernos de este tipo de malware?

Que es malvertising

El malvertising es una forma de ciberataque en la que se utiliza la publicidad en línea para distribuir malware. Los delincuentes aprovechan las redes de publicidad legítimas para mostrar anuncios que contienen código malicioso. Estos anuncios pueden aparecer en sitios web legítimos y confiables, lo que hace que los usuarios confíen en ellos y hagan clic sin darse cuenta del peligro.

Cuando un usuario hace clic en un anuncio malicioso, puede ser redirigido a un sitio web que intenta instalar software malicioso en su dispositivo o puede descargar malware automáticamente sin la interacción del usuario. El malvertising puede aprovechar vulnerabilidades en el software del navegador o del sistema operativo para infiltrarse en el dispositivo de la víctima.

Las empresas de publicidad en línea trabajan para combatir el malvertising implementando medidas de seguridad, como análisis de anuncios, pero debido a la complejidad y la evolución constante de las tácticas de los atacantes, aún puede ser un desafío detectar y prevenir por completo este tipo de amenaza.

cómo funciona y Ejemplos de malvertising

Hay varios tipos de malvertising, cada uno con sus propios métodos para distribuir malware. Aquí tienes algunos ejemplos:

  1. Redirecciones a sitios maliciosos: Los anuncios pueden redirigir a los usuarios a sitios web maliciosos que intentan instalar malware en sus dispositivos. Esto puede ocurrir cuando se hace clic en un anuncio aparentemente legítimo que redirige a una página comprometida.
  2. Anuncios de descarga falsos: Algunos anuncios pueden simular ser actualizaciones legítimas de software, engañando a los usuarios para que descarguen malware haciéndoles creer que están instalando algo seguro y necesario.
  3. Publicidad de rogueware (software falso): Los anuncios pueden promocionar software que afirma ser legítimo pero, en realidad, es un malware disfrazado. Por ejemplo, un anuncio puede ofrecer una herramienta antivirus que, en lugar de proteger, infecta el dispositivo.
  4. Publicidad maliciosa en aplicaciones móviles: A través de aplicaciones móviles, los anunciantes pueden mostrar anuncios que redirigen a sitios web maliciosos o llevan a la descarga de aplicaciones fraudulentas o malware.
  5. Malvertising en vídeos: Los anuncios en vídeos también pueden ser utilizados para distribuir malware. Al hacer clic en un anuncio incrustado en un vídeo, se puede redirigir a sitios web dañinos.

El funcionamiento suele implicar la inserción de código malicioso dentro de los anuncios, ya sea a través de la explotación de vulnerabilidades en la red de publicidad o mediante técnicas de ingeniería social para engañar a los sistemas de verificación. Una vez que el usuario hace clic en el anuncio, se activa el ataque, que puede variar desde la descarga silenciosa de malware hasta redirecciones a sitios web peligrosos. Estos métodos buscan aprovechar la confianza de los usuarios en la publicidad en línea para distribuir el malware de manera sigilosa y perjudicial.

Novedad de malvertising

El campo del malvertising es dinámico y está en constante evolución, por lo que las novedades suelen surgir periódicamente. Una de las tendencias que ha ido en aumento es el uso de técnicas más sofisticadas para evadir la detección y distribuir el malware de manera más sigilosa. Aquí hay algunas novedades que se han observado:

  1. Ataques basados en inteligencia artificial (IA): Los atacantes pueden estar utilizando IA para personalizar y adaptar los ataques de malvertising. Esto implica generar anuncios maliciosos más convincentes y difíciles de detectar por los sistemas de defensa.
  2. Fingerprinting y seguimiento avanzado: Los anunciantes maliciosos pueden utilizar técnicas de fingerprinting para rastrear y recopilar información detallada sobre los dispositivos de los usuarios, lo que les permite dirigir anuncios específicos y personalizados que ocultan código malicioso.
  3. Engaño en la cadena de suministro publicitario: Los atacantes están buscando vulnerabilidades en los diferentes eslabones de la cadena de suministro publicitario, desde las redes de anuncios hasta los servidores de los editores, para infiltrar anuncios maliciosos en puntos estratégicos.
  4. Enfoque en dispositivos móviles: Con el crecimiento del uso de dispositivos móviles, los ataques de malvertising también se han dirigido más hacia estas plataformas, aprovechando vulnerabilidades en aplicaciones y navegadores móviles.
  5. Uso de técnicas de ocultamiento y ofuscación: Los ciberdelincuentes están empleando técnicas avanzadas de ofuscación para ocultar el código malicioso dentro de los anuncios, dificultando su detección por los sistemas de seguridad.

El malvertising sigue siendo una amenaza significativa y en constante evolución. La industria de la seguridad cibernética trabaja continuamente para desarrollar medidas más efectivas para detectar y prevenir estos ataques, pero los delincuentes también están innovando constantemente para sortear estas defensas. Mantenerse informado sobre las últimas tendencias y practicar hábitos de navegación seguros sigue siendo fundamental para protegerse contra el malvertising.

Cómo protegerse contra el malvertising

Protegerse contra el malvertising implica adoptar buenas prácticas de seguridad en línea y utilizar herramientas y estrategias que minimicen el riesgo de ser víctima de estos ataques. Aquí hay algunos consejos para protegerte:

  1. Mantén tu software actualizado: Actualiza regularmente tu sistema operativo, navegador web, plugins y programas. Las actualizaciones suelen incluir parches de seguridad que corrigen vulnerabilidades explotadas por el malware.
  2. Usa software de seguridad confiable: Instala y actualiza regularmente software antivirus o antimalware. Estos programas pueden detectar y bloquear el malware, incluido el que se distribuye a través del malvertising.
  3. Bloquea ventanas emergentes y anuncios: Usa extensiones o complementos en tu navegador que bloqueen anuncios intrusivos o ventanas emergentes. Esto reduce las oportunidades de interactuar con anuncios maliciosos.
  4. Habilita la protección contra rastreo y scripts maliciosos: Utiliza funciones de bloqueo de rastreo y scripts maliciosos en tu navegador para evitar que sitios web desconocidos ejecuten código no deseado.
  5. Sé cauteloso al hacer clic en anuncios: Evita hacer clic en anuncios sospechosos o que parezcan demasiado buenos para ser verdad. Desconfía de los anuncios que ofrecen descargas o actualizaciones inesperadas de software.
  6. Verifica la autenticidad de las fuentes: Si recibes una llamada, correo electrónico o mensaje inesperado que incluye enlaces o solicita información personal, verifica la autenticidad de la fuente antes de actuar.
  7. Usa complementos de seguridad en dispositivos móviles: Para dispositivos móviles, instala aplicaciones de seguridad que ofrezcan protección contra malware y anuncios maliciosos.
  8. Educa a los usuarios: Aprende a reconocer señales de posibles ataques de malvertising, como redirecciones repentinas, solicitudes inusuales o descargas automáticas.
  9. Configura firewalls y filtros de contenido: Utiliza firewalls y herramientas de filtrado de contenido para bloquear el acceso a sitios web maliciosos conocidos.
  10. Realiza copias de seguridad regulares: Mantén copias de seguridad de tus datos importantes en caso de que tu dispositivo se vea comprometido por malware.

Combinar estas medidas de seguridad con la conciencia y la precaución al interactuar en línea puede reducir significativamente el riesgo de ser víctima de malvertising.

Deja un comentario