Suplantación de identidad de llamadas (Caller ID Spoofing)

Recibes una llamada y en tu identificador de llamadas aparece un número familiar, pero quien habla no parece ser la persona esperada. ¿Cómo es posible que el número coincida con uno conocido cuando la voz al otro lado no concuerda? Este fenómeno se conoce como suplantación de identidad de llamadas o Caller ID Spoofing, una táctica intrincada que desafía la credibilidad de la información presentada en nuestros dispositivos telefónicos.

Qué es Caller ID Spoofing

La suplantación de identidad de llamadas (Caller ID Spoofing) es cuando alguien modifica deliberadamente la información que aparece en tu identificador de llamadas para ocultar su identidad real y hacer que parezca que la llamada proviene de otro número telefónico. Los estafadores suelen utilizar esta técnica para hacer que las personas respondan a llamadas que de otro modo podrían ignorar, ya sea haciéndose pasar por una entidad legítima o mostrando un número local o confiable en lugar de su número real. Esta práctica puede ser utilizada para cometer fraudes, acosar a personas o realizar otras actividades maliciosas.

Manipulación del CLI con una centralita virtual y un troncal SIP

Casos de Suplantación de identidad de llamadas (Caller ID Spoofing)

La suplantación de identidad de llamadas, o Caller ID Spoofing, ha sido utilizada en varios contextos, tanto para estafas como para actividades ilegales. Aquí te presento algunos casos:

  • Estafas telefónicas: Los estafadores suelen utilizar la suplantación de identidad de llamadas para hacerse pasar por instituciones financieras, agencias gubernamentales, empresas de servicios públicos o incluso personas conocidas para obtener información personal o financiera de las víctimas.
  • Fraudes de soporte técnico: Los delincuentes llaman a personas haciéndose pasar por empleados de compañías de tecnología conocidas, afirmando que hay problemas en sus dispositivos y pidiendo acceso remoto para solucionarlos. Utilizan la suplantación de identidad para que el número de teléfono parezca legítimo y generar confianza.
  • Acoso y extorsión: Al suplantar la identidad, los acosadores pueden hacer que las llamadas parezcan provenir de números diferentes, lo que dificulta que las víctimas bloqueen eficazmente esas llamadas.
  • Llamadas de phishing: Los estafadores hacen llamadas que aparentan ser de empresas legítimas, solicitando información personal, contraseñas o datos financieros a las personas, todo con el propósito de cometer fraude.
  • Fraudes financieros y bancarios: Los estafadores utilizan la suplantación de identidad para hacer creer a las víctimas que están hablando con su banco, pidiendo información confidencial o realizando transacciones no autorizadas.
  • Amenazas falsas: Al suplantar la identidad, los delincuentes pueden realizar llamadas amenazantes haciéndose pasar por entidades gubernamentales o legales para asustar a las personas y obtener dinero u otra ventaja.

En todos estos casos, los estafadores se aprovechan de la suplantación de identidad de llamadas para engañar a las personas y obtener información sensible o beneficios ilegítimos. Es crucial ser cauteloso al recibir llamadas de números desconocidos y nunca proporcionar información personal o financiera a menos que se pueda verificar completamente la autenticidad de la llamada.

Cómo funciona la suplantación de identidad de llamadas (Caller ID Spoofing)

Es posible que aún no hayas experimentado un engaño telefónico, pero es muy probable que en algún momento te enfrentes a esta situación. Recientemente, una historia de estafa se ha vuelto viral por su eficacia y las consecuencias que conlleva. Miguel Ángel Sánchez compartió este relato en su perfil de X/Twitter y ha llamado mucho la atención.

Un día, recibes una llamada inesperada. La pantalla de tu teléfono muestra el nombre de tu banco y, al contestar, una voz tranquila se identifica como representante del servicio de seguridad bancaria.

«Señor(a), hemos detectado actividad sospechosa en su cuenta. Parece que alguien ha intentado acceder desde una ubicación desconocida», advierte la voz al otro lado de la línea.

El representante del banco te proporciona detalles precisos: las horas y fechas de acceso, la ubicación aproximada y los pasos a seguir para asegurar tu cuenta. Para ganar tu confianza, te da información personal limitada de tu cuenta bancaria.

Con voz serena pero firme, el representante del banco te recomienda dos opciones para proteger tu dinero. La primera es dirigirte a la sucursal bancaria más cercana para realizar verificaciones y procedimientos de seguridad adicionales. La segunda opción es seguir una serie de pasos a través de tu teléfono móvil para bloquear temporalmente la cuenta y salvaguardar los fondos hasta que se resuelva la situación.

A pesar de sentirte algo nervioso, agradeces la información y decides seguir las instrucciones desde la comodidad de tu hogar. Sigues meticulosamente cada paso que te indican, introduciendo códigos de seguridad y confirmando tu identidad con información personal.

Tras unos minutos de tensa espera, recibes una notificación de tu banco confirmando que la cuenta está segura y que se tomarán medidas adicionales para protegerla. Te sientes aliviado(a) y agradecido(a) por la rápida acción de seguridad.

Sin embargo, al día siguiente, cuando visitas la sucursal bancaria para confirmar la situación, descubres que no hay registro de la llamada de seguridad que recibiste. El personal del banco te asegura que probablemente fuiste víctima de una estafa de suplantación de identidad de llamadas, donde los estafadores se hacen pasar por empleados del banco para obtener acceso a cuentas bancarias.

Conclusión

Comprende la importancia de verificar la autenticidad de las llamadas, incluso si parecían provenir de fuentes confiables. A partir de este día, espero que seas más cauteloso y a verificar siempre con su banco cualquier situación sospechosa antes de proporcionar información personal o realizar acciones relacionadas con sus cuentas financieras.

Deja un comentario